09 febrero, 2015

Los peores regalos para San Valentín

Otro año más y tienes que cumplir con tu novia por el día de los enamorados. Os presentamos algunas ideas de los que NO debes regalarle a tu pareja nunca.


14 de febrero, día de San Valentín. Un día casi mágico donde el amor, el más bonito y noble de los sentimientos que pueden nacer del corazón, se materializa en forma de un regalo comprado a regañadientes en un centro comercial con los cuernos retorcidos. Una fecha que a los tíos nos gusta tanto como las Navidades, los cumpleaños de los sobrinitos, visitar a tus cuñados o una colonoscopia.

Cuando no queda más remedio que pasar por el aro, mejor hacerlo bien. Os traemos unos consejos básicos sobre algunas cosas que no le deberíais regalar jamás a vuestra pareja:

Dinero

Parece una buena idea, darle 50 € a tu novia para que se compre algo bonito, ¿no? al fin y al cabo, tu tía la del pueblo es lo que hacía siempre contigo por Navidades, y los capos de las películas hacen lo propio con sus mujeres-florero, así no hay posibilidad de equivocación y todos salen ganando. Mejor esfuérzate un poco si no quieres dormir una semana en el sofá.


Literatura deportiva

La única interpretación que podrá hacer tu pareja de ese regalo es que está gorda, no importa con cuantos argumentos le expliques los beneficios del deporte. Te montará una escenita melodramática, y eso es lo último que quieres ver. Tampoco aconsejamos regalarle la matrícula del gimnasio, el resultado es idéntico.


Una videoconsola rosa

No vas a a engañar a nadie, por mucho que sea rosa, o de Hello Kittie, tu novia odia los videojuegos igual que tú odias ir de compras con ella, y será evidente que te la has regalado a tí mismo. Buen intento, más suerte la próxima vez. Si lo que quieres es pasar las tardes jugando a la Xbox con una persona, mejor quédate soltero y llama a un amigote.


Un sillón de masajes

Igual que la anterior, no podrías pensar en un detalle menos romántico y más egoísta, algo así como cuando Homer le regalaba una bola de bolos a Marge. El resultado era que ella se cogía un cabreo monumental y se iba a la bolera a usarla por despecho, donde conocía a un seductor profesor de bolos con acento francés. En tu caso, una mala elección puede acabar en unos cuernos como regalo para tí.


Cheques de sexo

Parece una buena idea, un talonario de cheques para extenderle a tu novia: algo original, creativo, y que mantenga viva la pasión. Cuando te haga tu plato favorito, zas, un cheque por valor de una noche loca. Suena genial, ¿no? Mejor olvídalo y acuérdate lo poco que le gusta a tu pareja el sexo.


Rascas de sexo

Como la anterior, pero con el factor sorpresa: un día un francés, otro día un misionero, otro día un striptease....habría que ser tonto para no regalarlo, decían. Serán todo risas, decían.


La colección de juguetes de 50 Sombras de Grey

Que a tu novia le vuele la imaginación pensando en Christian Grey atándola y haciéndole el amor salvajemente, equivale tanto a que le gustaría hacerlo como a tí te gustaría ir al desembarco de Normandía fusil en mano porque eres fan de la saga Call of duty. Error. Recuerda: a tu novia hace mucho que no le gusta follar. Leer libros es harina de otro costal.


Condones en una caja

Si le vas a regalar algo metido en una cajita envuelta en papel de regalo más te vale que sea un anillo de compromiso o alguna otra joya cara, si no quieres acabar con el rodillo de cocina en tu cabeza por hacer la gracia. Con esas cosas no se juega, amigo.


Un peluche barato

¿No tenías nada planeado para celebrarlo? siempre puedes ir a una gasolinera o a un 24 horas y comprarle un bonito osito de peluche de 5€. Seguro que cuela, porque lo que cuenta es el detalle. El detalle de cinco pavos. Vuelve a leerlo. Cinco pavos.


Un tatuaje con su nombre

La mejor forma de expresarle tu amor eterno puede ser en forma de un tatuaje sobre tu piel, un símbolo de compromiso elegante y que nunca pasa de moda. Una gran idea, sin duda, porque seguro que no te vas a arrepentir nunca. Esta es diferente, es la definitiva, y no se parece en nada a las otras que hubo antes.

1 comentario :