06 febrero, 2015

Artes marciales mixtas: cultura básica

¿Te gusta el mundo de la lucha y los combates de la UFC, pero te pierdes con tantos nombres y luchadores? Este reportaje es para ti. Aquí encontrarás el mínimo que todo aficionado debe conocer: los grandes nombres de la historia de este deporte y sus momentos más importantes, resumido de forma amena.

Leyendas de las artes marciales mixtas.

Tras leer este artículo entenderás mucho mejor el mundo de las Artes Marciales Mixtas (o MMA, Mixed Martial Arts), ya verás. Como su propio nombre indica, las MMA aspiran a fusionar y emplear a la vez todas las artes marciales y formas de lucha conocidas, incluyendo boxeo, patadas de kickboxing, taekwondo o karate, así como llaves, presas y estrangulaciones de todo tipo (incluyendo lucha en el suelo). En pocas palabras, se trata de usar cualquier técnica imaginable, ya sea de golpeo o de lucha trabada, en busca de la forma de combate más efectiva. El arte marcial definitiva.

Una aspiración interesante, sin duda. Y bastante conseguida desde un punto de vista científico a día de hoy, pues las técnicas realmente más efectivas ya son muy bien conocidas. Actualmente puede decirse que las Artes Marciales Mixtas tienen un "canon" o "manual" bien establecido. Consolidado.

Este resultado es indudable, pues ha sido extraído tras décadas de análisis de combates reales, en los que se ha visto luchar a hombres (y mujeres) de las procedencias más dispares, empleando las formas de lucha más diversas.

El boxeador Art Jimmerson boxeando con un solo guante frente a Roy Gracie, en el '93

Fue un momento apasionante, especialmente en los años 90 del siglo pasado, cuando se pudo ver practicamente de todo: maestros de karate enfrentados a boxeadores, expertos en lucha grecorromana opuestos a practicantes de kung fu, luchadores de muay thai tailandés frente a taekwondistas... Casi cualquier combinación imaginable. Fue un auténtico Street Fighter, como la mítica serie de videojuegos creada por Capcom, hecha realidad. Vamos a ver cómo fue.

El jiu jitsu japonés y Brasil, padres de las MMA.

Todos estos combates mezclados, en los que los luchadores lucían además sus indumentarias propias (se veían kimonos, atuendos de kickboxer, mallas de luchador...), se empezaron a realizar primeramente en Brasil. Allí se practicaba el vale tudo ("vale todo") desde los años 20 y seguramente incluso antes (eran espectáculos circenses, pero con lucha real). En una fecha tan temprana como 1960, se celebraban ya en Brasil combates de vale tudo en un programa de televisión llamado Heróis do Ringue ("Héroes del Ring").

Este vídeo seguramente no es tan antiguo como eso, pero da una buena pista de la afición existente en Brasil:

El vale tudo era ya MMA. Se permitían golpes y las llaves de jiu jitsu eran usadas con asiduidad. Dicha técnica, el jiu jitsu, es una forma de lucha que usa básicamente llaves y presas en busca de realizar luxaciones al adversario, y se ha demostrado durante décadas que es infinitamente efectivo (incluso más que los golpes). Si se sabe usar, es posible que un hombre pequeño domine y someta a otro mucho más grande.

El jiu jitsu procede del antiguo Japón de los samurai, y técnicas modernas como el judo derivan de él. Tras la segunda guerra mundial, el hambre de la post-guerra llevó a muchos japoneses a Brasil como inmigrantes, y así se enseñó el jiu-jitsu a los brasileños. Rapidamente se organizaron combates, hasta llegar a televisarlos como hemos comentado. Estos espectáculos se exportaron más tarde al propio Japón en los años 70 (al parecer, sería el japonés Antonio Inoki, tras su estancia en Brasil como inmigrante, el que lo hiciera).

Posteriormente, a principios de los años 90, las MMA llegarían a los EEUU procedentes de Japón y sobre todo de Brasil, y de allí al mundo entero. Fue el nacimiento de la UFC (Ultimate Fighting Championship, algo así como "el Campeonato Final de Lucha").

Royce Gracie, ganador del primer evento UFC en el '93.

En realidad, si se buscan los orígenes, la lucha callejera clandestina ha existido siempre, pero nunca se había hecho algo así de una forma tan organizada (y además grabada en vídeo) como a partir de ese momento. Se pudieron ver combates de absoluta fantasía, enfrentando a obesos luchadores peso-pesado frente a ágiles combatientes ligeros, mezclas de estilos de todo tipo... Un espectáculo sin igual. No existía límite de peso ni de tiempo, con la finalidad de demostrar qué arte marcial era verdaderamente mejor.

No se pierdan por ejemplo esta joya rescatada del tiempo, el primer combate de la UFC, que enfrentó a un skinhead que incluso hacía el saludo nazi frente a un luchador de sumo samoano (Teila Tuli vs Gerard Gordeau, año 93). También pueden verse algunos momentos del campeón Roy Roice durante la competición:

Como puede verse, se sustituyó el clásico ring de boxeo o los dojos tradicionales de Japón por una jaula octogonal, bastante más grande que un ring, aportando aún más dramatismo a la escena. Esta "jaula" aún se conserva y es un auténtico símbolo de la UFC.

Estos combates eran casi totalmente desconocidos en el mundo hispano en aquellos primeros '90 (a excepeción como mucho de México o Puerto Rico, dada su cercanía con los EEUU). En el resto de países hispano-hablantes sólo se conocía el kickboxing y poco más, además del propio boxeo de toda la vida.

Aún recuerdo, en aquellos época, cuando un amigo alquiló en un video-club una cinta VHS con combates de la UFC.

Quedamos todos horrorizados (éramos unos niños) y fascinados ante el hecho de que eran peleas reales, allí encerrados en esa jaula... Parecía algo marginal, clandestino, una cosa inhumana y criminal. Aunque en realidad no era para tanto, pues estos combates estaban arbitrados y sujetos a reglas, al estilo del boxeo y resto de deportes de contacto. Aunque había pocas reglas, hay que reconocerlo.

De esta forma, el famoso videojuego antes aludido no surgió de la mera imaginación de sus programadores; realmente combates como esos se estaban llevando a cabo.

Royce Gracie, el gran campeón brasileño, y su familia.

Royce Gracie

En aquellos años este hombre, Royce (o Roy) Gracie, demostró que mediante el jiu-jitsu cualquier persona puede dominar a otra, más allá del peso y tamaño de cada una. Este brasileño medía (y mide) aproximadamente 1'80-85 cms., pesando unos 80 kilos. Es un peso respetable, pero se enfrentó a numerosos luchadores muchísimo más grandes que él, hombres realmente enormes de más de 100 kilos de peso y gran musculatura, derrotándolos a casi todos.

Roy Gracie en su aspecto actual.

De hecho Royce Gracie revolucionó por completo el punto de vista internacional sobre las peleas, demostrando que las llaves y presas del jiu jitsu tienen una efectividad sin igual. Sin estar excesivamente musculado, sus victorias eran generalmente muy rápidas, apenas empezaba el combate apresaba un brazo o extremidad cualquiera del oponente y le obligaba a rendirse, sin importar su tamaño, fuerza o brutalidad.

En los primeros años 90 Royce Gracie logró 11 victorias consecutivas por rendición, ganando tres títulos de campeón mundial. No se volvería a ver algo así hasta la llegada del gran peleador ruso Fedor Emelianenko, otra leyenda viva.

Pero antes de hablar de Fedor hay que quedarse un poco más con Royce Gracie. En realidad con toda su familia, pues los Gracie son los creadores y grandes divulgadores del exitoso jiu-jitsu brasileño. De hecho, fueron su padre Hélio Gracie y su tío Carlos, auténticos padres de las MMA y maestros ya legendarios, los que empezaron a hacer combates internacionales en fechas tan tempranas como los años 20 y 30 del siglo pasado.

Roy Gracie junto a su padre Helio.

Recomiendo visitar el enlace anterior, que lleva a la entrada de la wikipedia dedicada a Hélio Gracie, fallecido no hace mucho. Su historia es apasionante, de auténtica leyenda (se le considera un héroe dentro de la historia brasileña y no es para menos).

Hélio Gracie

Helio aprendió el jiu-jitsu tradicional de manos del maestro japonés Mitsuyo Maeda, discípulo de Jigorō Kanō, fundador del judo. Maeda llegó a Brasil como inmigrante a finales de 1910, y fue sin duda un gran aventurero pues antes de llegar allí estuvo en España, donde en 1908 participó en algunos combates (allí ganó el apodo de "conde Koma").

Mitsuyo Maeda.

Una vez en Brasil, Maeda se instaló en la casa de Gaston Gracie, un diplomático brasileño de origen escocés. Como agradecimiento enseñó a su hijo mayor Carlos, que a su vez entrenó a Hélio y resto de hermanos. Según las crónicas, el maestro Maeda sólo fue derrotado en dos ocasiones.

Helio empezó entonces a poner a prueba sus conocimientos en innumerables combates sin reglas y torneos por todo el país, buscando desprenderse de todo lo que no funcionara realmente (añadidos tradicionales, etc...). Así desarrolló junto a sus hermanos el jiu jitsu brasileño, una técnica realmente muy efectiva, y que tiene ya un arraigo en ese país tan fuerte como la capoeira (siendo por supuesto infinitamente más funcional en la práctica que esta última).

Los combates no eran ninguna tontería, vean:

En esos espectaculares combates, Helio llegó incluso a retar a Joe Louis, mítico campeón mundial de pesos pesados de boxeo de los años 40 (que no aceptó).

Otra anécdota para la leyenda se produjo cuando Helio retó a un combate de judo tradicional al judoka más famoso de la época en Japón, el fornido Masahiko Kimura. Según se cuenta, éste lo vio "frágil", de forma que envió primero a uno de sus mejores alumnos, llamado Kado. En el combate que se produjo en Brasil, Helio Gracie derrotaría a Kado mediante estrangulamiento, dejándole inconsciente. El legendario Kimura accedió entonces al combate, para vengar el honor de su escuela.

Masahiko Kimura.

Dicho enfrentamiento adquiere tintes épicos de leyenda, y Helio fue finalmente derrotado por el japonés (más grande y pesado que él) tras una lucha competida. Kimura dislocó el hombro de Helio, en una llave que ha pasado a la historia con su nombre. Actualmente es muy habitual verla, dada su efectividad, y se la sigue llamando de esa forma: una "kimura", nombre que le puso Helio en honor del legendario judoka.

Masahiko Kimura junto a Helio Gracie.

Años más tarde, otro hijo de Helio, Rorion, llevaría a los USA todo este sistema de peleas-espectáculo, siendo uno de los fundadores de la UFC en el año 1993. Esta familia, los Gracie, son por tanto fundamentales en la historia de este deporte, como puede verse.

La llegada del PRIDE y del gran campeón Fedor Emelianenko

Alguien que lea esto podría pensar: "¿y entonces por qué se les llama MMA, y no sencillamente jiu jitsu brasileño?". Sería una buena pregunta, pero tiene respuesta. En un primer momento, cuando empezó la UFC, se pudo ver en el mundo entero el éxito de Royce Gracie, hijo de Hélio, campeón tres veces consecutivas. Y en aquellos años se peleaba incluso varias veces en un solo día... Contra hombres enormes, realmente muy fuertes. Fue toda una conmoción internacional.

Pero tras el "shock" inicial que supuso comprobar la eficacia de las llaves luxatorias usadas por la familia Gracie, el resto de luchadores se pondría rápidamente manos a la obra de cara a aprender cómo defenderse, e incluso a aplicarlas también ellos. El resultado fue una nueva generación de luchadores que ya eran maestros en todas las disciplinas: sabían pegar duro, pero ahora también sabían ir al suelo, trabarse, hacer llaves y defenderse de ellas. La vida no volvió a ser tan fácil para los brasileños.

Roy Roice pasándolo mal durante un combate de PRIDE.

Pocos años después, en el '97, aquella generación conoció también la llegada del PRIDE (1997-2007), una organización alternativa a la UFC, asentada en Japón y de gran presupuesto. Organizaba unos espectáculos buenísimos, eran shows a la altura de las grandes veladas de boxeo de Las Vegas (e incluso superiores). Muy al estilo de la lucha libre americana WWE, pero con combates de verdad. Tras 10 años de gozosa actividad, la compañía fue comprada por la competencia (la UFC de toda la vida), y disuelta.

Logotipo de PRIDE

Una auténtica lástima pues el PRIDE tenía audiencias millonarias, movía bolsas igualmente suculentas, y atrajo a los mejores luchadores del mundo entero. A mí personalmente me gustaba muchísimo más su organización y puesta en escena que las de la UFC de la época. Los combates se desarrollaban en un ring, no en jaula, y con un despliegue de medios técnicos del máximo nivel. Era algo que daba gusto ver, retransmisiones de gran calidad. Tal vez hubiera sido mejor que PRIDE hubiese comprado la UFC y no al revés, pero así fue la historia.

También era curioso ver al público, era frecuente ver a padres de familia con niños pequeños viendo las peleas (a veces sangrientas) sin la menor turbación, todo lo contrario. Ya se sabe, Japón es tierra de samurais y es algo que se nota.

Por el PRIDE desfilaron una galería de luchadores de auténtica leyenda, sobre los que hablaremos a continuación. El más importante fue sin duda el ruso Fedor Emelianenko, rey indiscutible de aquella época, y uno de los mejores luchadores de todos los tiempos. Era como Messi en el mundo del fútbol, para que se hagan una idea los no aficionados a las MMA.

Fedor Emelianenko

Fedor era una auténtica máquina de pelear, extremadamente agresivo, de golpes demoledores, defensa inexpugnable, y al mismo tiempo un gran experto en llaves, lucha y todo lo relacionado con el jiu-jitsu y judo (dentro de un estilo más ruso, denominado sambo, que es lo mismo que el jiu jitsu pero de escuela soviética). Si fuera el personaje de un videjuego, sus características serían todas 10/10.

Ganó por aquella época más de 30 combates consecutivos (34 concretamente), estando invicto y siendo el terror de sus rivales, a los que apalizaba sin piedad. Y así siguió hasta que un día como otro cualquiera, perdió. Fue atrapado por la llave asfixiante de un rival no demasiado destacado. Entonces se dijo que había caído en el clásico "exceso de confianza". El caso es que luego volvió a perder 3 veces más y se retiró recientemente.

La enseñanza de esto no es otra que nadie puede estar en "la cresta de la ola" para siempre, y que el resto de rivales también entrena duro y aprende de sus errores. También supongo que habría cierto hartazgo en él, pues fueron muchos años los que estuvo en la cumbre. Su distancia respecto a los demás era abismal.

Ya que hablamos de los rivales de Fedor, conviene mencionar a unos cuantos, que sin ser tan grandes como él si son también bastante míticos. Para empezar cabe mencionar a su hermano pequeño Aleksander Emelianenko, un luchador muy bueno también, pero sin la inigualable maestría de Fedor, por supuesto.

Aleksander Emelianenko

Aleksander destacaba más bien por sus golpes que por su sambo. Su estilo de lucha era básicamente kickboxing. También destacaba por sus tatuajes de aspecto un tanto carcelario (las típicas estrellas de la mafia rusa en sus hombros, y otro bastante inquietante en su espalda).

Tatuaje en la espalda de Aleksander Emelianenko

No obstante, se decía que tanto él como su hermano habían aprendido a luchar en el ejército ruso, así que la mafia no parece tener nada que ver (en teoría).

El croata Mirko Filipović (alias Cro Cop), fue otro grande de la época. Proveniente del K1 (kickboxing) era muy fuerte y atlético, excelente púgil (boxeador). El combate que le enfrentó a Fedor Emelianenko es de absoluta leyenda, de los mejores que se pueden ver. Terminaría perdiendo, pero fue capaz de aguantar hasta el final frente a un Fedor en su mejor momento, cosa que pocos pudieron decir. Vean este vídeo de homenaje:

Mirko, para ganarse el derecho a pelear contra Fedor, ganó previamente a otro personaje bastante mítico, el brasileño Wanderlei Silva. El combate entre ambos también es magnífico, pues el brasileño pese a su nacionalidad se prodigaba sobre todo en los golpes. Uno de los luchadores más agresivos que jamás he visto, semejaba a un lunático al entrar en el ring (no tendría nada de extraño que estuviera "puesto" hasta las cejas a base de drogas excitantes, pues de hecho el dopaje y el consumo de estupefacientes ha sido muy habitual entre los luchadores).

Wanderlei Silva.

El combate entre Wanderlei Silva y Cro Cop se saldó con victoria de este último, siendo absolutamente espectacular desde el punto de vista boxístico (aunque se saldó con una patada a la cabeza de Silva por parte de Cro Cop). Pese a todo Wanderlei fue un grande, un luchador espectacular. Recomiendo buscar combates suyos en su época buena.

Entre tanto, los brasileños practicantes del jiu jitsu clásico, al estilo de la familia Gracie, seguían teniendo un papel muy activo (aunque cada vez iban siendo más grandes y fuertes, eso sí). Cabe destacar a campeones como Antônio Rodrigo Nogueira, Fabrício Werdum (que por cierto fueron grandes rivales) y otros.

Y se podría hablar de muchos más, pues fue una época dorada. Pero tampoco quiero hacer más largo este artículo de lo que lo es ya.

La época actual

Ya queda lejos aquel primitivo "salvajismo" de la UFC, cuando no existían categorías por peso ni límite de tiempo. Actualmente hay 9 divisiones de peso, y los combates duran un máximo de 5 rondas (a su vez cada una dura un máximo de 5 minutos). También hay numerosas reglas y medidas de protección.

Por otra parte, a día de hoy vivimos una auténtica explosión de luchadores, nunca se habían visto tantos como ahora. Estamos en una segunda Edad de Oro. Cada vez se lucha más y mejor.

Además de ello, ha sido muy destacable la llegada de las mujeres al panorama de la lucha de élite (y bolsas millonarias). La primera de ella, y por tanto legendaria para siempre, fue Ronda Rousey, la gran campeona de la lucha femenina (ver fotos arriba y abajo). Antes de ella a nadie le importaban lo más mínimo las peleas de féminas, pero tras su llegada el interés ha sido enorme. Y no extraña, pues esta mujer era absolutamente es-pec-ta-cu-lar, contando sus combates por victorias (tuvo un 10 de 10, la mayoría en pocos minutos e incluso segundos gracias a sus demoledoras llaves de brazo).

Ronda Rousey.

Dejo un artículo que hicimos en machirulos.com sobre ella: Ronda Rousey, reina guerrera de las artes marciales mixtas. Actualmente ya no brilla tanto, pues ha sido derrotada en varias ocasiones. Hoy día es la era de la durísima brasileña Cris Cyborg (ya legendaria también y a años luz de sus rivales, ¡buenísima!).

Cabe destacar también el papel de un reallity show en las artes marciales mixtas: The Ultimate Fighter. En este programa de TV, que empezó a emitirse en 2005 y continúa en la actualidad, unos chicos aspiraban a convertirse en campeones de la lucha. Y de hecho, en algunos casos el ganador de este concurso-reallity en efecto ha sido después campeón de la UFC.

The Ultimate Fighter logotipo

En el programa puede verse muy bien la forma en que entrenan estos luchadores, así como muchas de sus técnicas y trucos, de forma que es muy interesante. También destaca el papel de sus entrenadores, en muchos casos campeones bastante buenos como el británico Michael Bisping (uno de los que concursó y ganó en The Ultimate Fighter y después fue campeón también de la UFC).

Michael Bisping.

Este programa de TV, así como los grandes medios publicitarios desplegados por la UFC, han tenido la consecuencia de "democratizar" el mundo de las MMA, llevándolas hasta el gran público a nivel mundial. En pocos años, hemos pasado de alquilar cintas de VHS medio clandestinas a tener la jaula "hasta en la sopa". Hoy en día es fácil encontrar en casi cualquier parte del mundo gimnasios para entrenar estas técnicas.

Así pues, como conclusión cabe decir que la investigación iniciada por Hélio hace tantos años ha terminado. Se sabe bien cuál es la mejor forma de pelear, la más práctica verdaderamente. Lo cual no significa que los combates sean ahora todos iguales, pues no lo son en absoluto (de hecho, cada día se ven más estilos novedosos e incluso exóticos, según la personalidad y trayectoria del luchador). A día de hoy, los combates son realmente interesantes.

¿El boxeo? Es muy efectivo, pero está incluido en las MMA. ¿Y el Full Contact? Lo mismo. La forma definitiva se llama Artes Marciales Mixtas. El que de verdad quiera aprender a pelear no debería estudiar otra cosa.

4 comentarios :
  1. Gran artículo, para la inciclopedia de Diderot

    ResponderEliminar
  2. Esta artículo es muy interesante aunque incorrecto (o poco exacto) en algunas informaciones.
    El Jiu-Jitsu Brasileño en realidad deriva del Judo Koshen (un Judo orientado para la lucha de sumisión), el nombre de Jiu-Jitsu es sólo una cuestión de marketing.

    Los Gracie no inventaron el Jiu-Jitsu Brasileño, simplemente fueron quienes lo popularizaron... Hubo otras familias (con sus diferentes estilos) que también lo practicaron además de los Gracie. Incluso lo correcto sería llamar Jiu-Jitsu Gracie al estilo que practica esa familia.
    En realidad Helio Gracie luchó 2 veces contra Kato: la 1 empataron y la 2 ganó Gracie.
    El combate entre Masahiko Kimura y Helio Gracie duró unos 13 minutos pero Kimura dominó totalmente a Gracie durante todo el combate y Helio nunca tuvo la más mínima oportunidad (existe el video en YouTube).

    Es interesante aclarar que los Gracie siempre trataron de luchar con ventaja en sus combates de MMA; es decir, adaptaban las reglas y "seleccionaban" luchadores adecuados para ellos y así no perder nunca (tal y como hicieron en los primeros combates del UFC donde los Gracie eligieron ellos mismos a los participantes para enfrentarse con Royce o en los combates de Rickson Gracie en Japón y Brasil donde imponían ellos las reglas).
    Rickson Gracie (supuestamente el mejor de toda la familia) en sus combates de MMA sólo se enfrentó a un luchador de verdadero nivel (Masakatsu Funaki) y sólo peleó con él bajo unas normas propuestas por los Gracie (y ganó). Y tiene una derrota oficial en Sambo.
    Los Gracie son excelentes en Jiu-Jitsu Brasileño pero en las MMA ya es otra cosa y han perdido muchos combates.
    Hay un luchador japonés llamado Kazushi Sakuraba conocido con el sobrenombre de "The Gracie Hunter" ya que vencido a varios miembros de los Gracie (entre ellos a Royce)

    Aleksander Emelianenko, el hermano pequeño de Fedor, está a años-luz del nivel de su hermano y nunca ha sido un luchador TOP.
    Michael Bisping fue ganador del programa "The Ultimate Fighter 3" (una especie de reality con luchadores de MMA) pero nunca fue campeón del UFC (ni siquiera ha peleado por el título). Si fue campeon del Cage Rage (UFC en versión británica).
    Y como dato curioso Ronda Roussey tiene un nivel excelente de Judo pero recientemente la han noqueado y ha perdido la imbatibilidad (en la fecha en que se publico este artículo sí estaba todavia imbatida) y ha quedado demostrado que su boxeo y kickboxing es bastante pobre.
    Por lo demás, buen artículo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, muchas gracias por las aclaraciones. Lo del hermano de Fedor se debe a que no puede evitar incluirle, siempre me hizo mucha gracia lo de "los dos hermanos", así como el duro tatuaje carcelario que mostraba en su espalda (en tiempos en que no era tan común como ahora).

      Ronda en efecto ha mostrado que no es buena boxeadora (y en general golpeadora), en efecto su fuerte era el judo, las llaves y las proyecciones. ¡Y tan fuerte! Como que parecía imbatible. Su error -en mi opinión- fue intentar boxear con su contricante.

      Muy interesante todo lo que has dicho, reitero el agradecimiento pues muchas cosas no las sabía, y no dudo que son ciertas. Un saludo!!

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo contigo, el error de Ronda ante Holly Holm fue intentar boxear con ella y ganarle en su propio terreno.
      ¿El resultado? Ronda fue noqueada en el 2 asalto y en ningún momento del combate tuvo opciones.

      De Aleksander Emelianenko lo último que sé es que fue condenado a 4.5 años de carcel por violación (anteriormente ya había estado 3 años en la cárcel por robo) y hay quien lo relaciona con la mafia Rusa (cosa que me parece bastante probable).

      Saludos y enhorabuena por la web. Reitero que me ha parecido muy interesante.

      Eliminar