26 enero, 2015

Los malotes más peligrosos de internet

¿Eres un flipao de las artes marciales?, ¿tienes mal beber?, ¿si te miran dos veces saltas como un tigre? Si tus respuestas son "si" puede que seas uno de esos tipos conocidos como "malotes", esos que se sentaban en clase en la última fila, que nunca se leyeron un libro, y que devolvían las pelis del videoclub sin rebobinar.

John Cobra, Batu y muchos más.

En los últimos años han proliferado gracias a YouTube y a los realities de televisión toda una caterva de fenómenos de feria ambulante, infraseres salidos de realidades paralelas, y otros engendros aberrantes que harían palidecer a los habitantes de Midian de la película Razas de noche del escritor Clive Barker. Todos estos personajes ya forman parte del imaginario colectivo, y nos han regalado toda una suerte de gimmicks, coletillas y palabros que muchos hemos acuñado gustosos. Cada país cuenta con su propia factoría, y los hay de todos los gustos y colores, razas y credos, tamaños e ideologías.


Hoy en Machirulos hemos recopilado algunos de los más malos, antihéroes que viven en la cara oscura, la némesis de los superhéroes, el yang de los buenos, enemigos públicos números uno, la pesadilla del Dalai Lama, el papa Francisco y Carlos García Aguado. Todos tienen algo en común: son unos machirulos que llevan en su ADN un cóctel de testosterona, violencia, egos elefantiásicos y un sentimiento de invencibilidad. No están todos los que son, pero son todos los que están. Allá vamos:

Cani en la Feria de San Fernando

Empezamos suave, con una joyita que os trajimos hace tiempo también conocida como Alcalde cabrón. Para los amigos hispanohablantes que no viven en España, un "cani" viene a ser un joven de clase media-baja, sin apenas estudios y gustos algo dudosos para sus detractores: abalorios de oro, ropa deportiva, coches decorados en la onda tunning, fans del techno, el reggaeton y el flamenco....Si bien es un arquetipo urbano en vías de extinción, más propio de finales de los 90 y casi todos los 2000. En este caso presentamos a uno del sur, Cádiz concretamente, factoría casi inagotable de "bajunos" y personajes populares. Un saludo a los gaditas que nos siguen.


Manuel Puños de Acero

Desde el sur de España se intuye también por su dicción a este superhombre, no en el sentido nietzscheano, sino marveliano más bien. Hulk o Juggernaut se verían en serios aprietos delante de este obrero de la construcción, símbolo por antonomasia de valores universales machirulos y heteropatriarcales....."illo Manuéeee!!!!"


Chucky de Cieza

Imprescindible en cualquier lista de esta estofa, el Chucky de Cieza representa la decadencia de la juventud de occidente, el nihilismo posmodernista, el hedonismo y el abuso de las drojas. ¿Quieres sentirla en el pecho?


John Cobra

Posiblemente el primero de una larga lista de cibervillanos de la era digital. John Cobra se presentaba en las redes como un joven de clase media de Valencia y experto en artes marciales mixtas inventadas por él mismo (con lo que ello conlleva). Acusado de skinhead por algunos, este joven ganó una moderada popularidad al protagonizar un enfrentamiento en YouTube con otros personajes (de los que hablaremos más adelante), que finalmente cuajó en la cuarta entrega de la saga Torrente, algo que nunca llegó a materializarse en el mundo del rock con "piques" como Axl Rose vs Vince Neil, o Manowar vs Twisted Sister.


El momento más memorable de John ocurrió cuando fué votado como aspirante para representar a España en Eurovisión y fué abucheado en directo, a lo que, ni corto ni perezoso, respondió invitando amablemente al respetable a que le practicase una felación de pene, para marrón de la presentadora Anne Igartiburu.

John Cobra Eurovision

John Cobra Eurovision

John Cobra perraca

Batu The Dog

Desde Canarias llegaba la respuesta para John Cobra: Batu el perro se presentaba junto a su amigo Presa Canario como una temible pareja de canariones (o chicharreros, disculpad mi ignorancia), dispuestos a hacer picadillo al hombre serpiente. Impresionante puesta en escena con mochila jumbo incluída que no dejaba indiferente a nadie. De pronto Legion of Doom no valían un duro.


Como decíamos antes, finalmente el encuentro se hacía realidad en la película Torrente 4, llevándose por el desagüe cualquier resto de la dignidad y el romanticismo que hubiese en los duelos decimonónicos entre caballeros. Por desgracia, en el año 2013 conocíamos la noticia de que era encontrado ahorcado en su casa. Descansa en paz, Batu.

Due de Vallecas

Como dice el refrán, no hay dos sin tres. Para caldear un poco más el ambiente, aparecía un tercer guerrero dispuesto a batirse con Cobra y Batu, desde el madrileño barrio de Vallecas. Due se presentaba con la promesa de matar y dejar en silla de ruedas respectivamente a sus rivales. Ante todo deportividad.


El Vikingo de San Fermín

Gracias al milagro económico que vivimos en España en la pasada década, perece que hasta los politoxicómanos gozaban de una línea ADSL de banda ancha en casa, circunstancia que posibilitó la aparición en escena de un desfile de yonkorros amenazando de muerte a diestro y siniestro. El siguiente luchador en unirse al sainete era ni más ni menos que el Vikingo de San Fermín, Madrid, un drogadito que retaba a Policarpo Díaz, el potro de Vallecas, campeón de España de boxeo y subcampeón mundial de pesos ligeros, a una lucha a capa, a espada, a cuchillo o a piedras. Lo que quisiese.


El Ferras

Felipe Ferras Gómez, alias el Ferras. El motivo por el que salta a la fama es, como el mismo cuenta, por haber "machetiado" a su compañero de robos el Vato por una cadena adiamantada y 500 pesos.  Resulta sorprendente el estoicismo con el que se toma los 30 del águila que le caen por homicidio. No hay pedo.


Sabemos que hay un montón más de villanos circulando por la red, pero por desgracia muchos han aparecido en el programa de tv Callejeros, que os recordamos que pertenece a Mediaset, o sea, el Eje del Mal (Telecinco). Sólo mencionarlos ya puede meternos en problemas, y no queremos que caiga sobre nosotros la cólera del todopoderoso emporio gay. Esperamos que hayáis disfrutado de estos seres mágicos y portaos bien si no queréis acabar como ellos, aunque igual es lo que queréis. Salud.
2 comentarios :
  1. Pues el Ferras no los cumplió ya paso a mejor vida de la peor manera!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿Ah si? no tenía ni idea (pero no me extraña). ¿Qué fue, una pelea en la cárcel? Pobre hombre el Ferras. Por cierto Max, ¡un artículo BUENÍSIMO! Me he reido bastante, ahí queda para la posteridad.

    ResponderEliminar