22 octubre, 2014

Terrible noticia: ¡Megan Fox ya NO es guapa!

Hoy traigo una noticia que me ha dejado algo triste: Megan Fox, la otrora diosa de la femineidad, una de las mujeres más bellas y sexis del mundo, ¡se ha desgraciado la cara! El abuso de las operaciones de cirugía plástica está detrás del desastre. Os lo cuento en un amplio reportaje con fotos.


Ya lo ven amigos, la bella Megan Fox, sin necesitarlo en absoluto, ha pasado por el quirófano y se ha hecho una transformación en el rostro bastante seria. Como puede verse en la foto de arriba, pese al retoque digital con Photoshop y a las toneladas de maquillaje, eso es todo lo que han podido conseguir. La norteamericana, además de un pelo que parece totalmente muerto, presenta los típicos (y horrendos) pómulos operados. ¿Por qué se pondrán estos implantes algunas personas? No logro entenderlo.

Pero algunos dirán: "qué exagerado, todavía es guapa". Bueno, pues pongo más fotos de este año:



Vean esos pómulos antinaturales. Las fotos corresponden a apariciones públicas tras haber dado a luz a su segundo hijo (muy recientemente). Hay que recordar que Megan nació en 1986, ¡luego tiene solo 28 años! Es muy joven para lucir este aspecto de señora poli-operada.

Y no lo digo solo yo, al parecer ella misma ha declarado muy recientemente que está terriblemente arrepentida de haberse hecho esta última operación. Estoy de acuerdo contigo Megan, no debiste haberlo hecho, si puedes desinstala la última "actualización".

O incluso la penúltima, pues en 2010 el rostro ya estaba perdiendo toda la naturalidad. ¡Sólo 3 años después de saltar a la fama mundial! Vean:


Mandíbula, labios, pecho, pómulos... un horror. Para los que sigan viéndola guapa, voy a poner fotos suyas de cuando DE VERDAD era guapa, una auténtica diosa bajada del Olimpo entre los mortales.




Las 2 últimas fotos corresponden al año 2009, durante la ceremonia de entrega de los premios Teen Awards a la chica más sexy (que volvió a ganar el año siguiente). Se nota en ellas lo contenta que se puso, estaba deslumbrante. Y es que el inmenso atractivo de esta chica reside, como siempre sucede, en su personalidad. Ella es sexy de forma natural, siempre que no esté de "bajón", claro (cosa que me da la impresión que le ocurre a menudo). Como dirían los americanos, she's hot!!

El atractivo de Megan siempre estuvo en ese aire de "chica popular de instituto", muy creída, altiva y dominante, maliciosa incluso. Una actitud con la que resultaba irresistible.

Más fotos de aquellos tiempos dorados. La primera ya es mítica, fue portada de la revista GQ el año anterior (2008):



Fotograma de la película Jennifer's Body - Diabólica tentación (2009), en la que hacía de maliciosa muerta viviente, un papel que le iba como anillo al dedo. Estaba preciosa. Recomiendo verla:



La evolución de Megan Fox (operación tras operación).

Lo dicho, a esta mujer no le hacía falta ningún retoque más. Ni los pechos que se puso ni la nariz, que también se retocó para eliminar una mínima imperfección en el puente. Tremenda tontería, pues ya era una de las mujeres más hermosas y atractivas de la tierra (pocas podían comparse, tal vez Katy Perry o Monica Bellucci).

El vicio (pues no puede llamarse de otra forma) de no poder parar de operarse le ocurre a muchas personas. Algunos hablan incluso de "adicción al bisturí". Yo no entraré en eso pues no sé los detalles de este caso concreto. Lo que sí podemos hacer es ver a Megan de niña:



Como puede verse era una niña normal y corriente, del montón. Esto me lleva a pensar una cosa: practicamente cualquier persona puede ser guapo o guapa si quiere. Ni siquiera creo que sea imprescindible pasar por el quirófano. Unos mínimos arreglos y listo. Es aquello del cuento del "patito feo".

Veamos a la Megan jovencita. Aquí la tenemos en el año 2005, con 19 años. Un auténtico bombón:




Aquí no tenía el puente de la nariz operado todavía. "Menos mal" que se lo operó, le quedaba tan mal... (ironía por supuesto):


En definitiva, está claro que los retoques que se hizo de niña no le vinieron mal. Incluso acepto el del puente de la nariz, aunque es obvio que no le hacía falta. Pero por aquello del perfeccionismo puedo pasarlo.

Ahora bien, su estado actual, que ya habéis visto al principio, es un auténtico disparate. ¡Con 28 años! ¿Por qué lo hiciste Megan? Se ha puesto más de 10 años encima, y ni siquiera le ha quedado bien. ¿De verdad hacía falta?

Ya os comento amigos que ni siquiera ella se ve bien actualmente (ha hecho declaraciones lamentándose). Esto es lo triste del asunto. Así pues voy a aprovechar para dar un par de consejos a las mujeres que lean esto (que sé que son muchas aunque no lo reconozcan):

  1. Todas podéis ser guapas y sexis como Megan Fox. Ya la habéis visto de niña. Después fue increiblemente atractiva, y lo era sobre todo porque ella se sentía así. Femenina, segura de sí misma hasta el punto de ser una creída y hasta cruel (lo que la hacía aún más sexy). Por su personalidad, en definitiva. Así pues cuidarte las cejas, peinado, maquillaje, etc... está bien. La actitud, también. El bisturí... no lo creo.
  2. Ponerse "pómulos", ¡error! Todavía no he visto a una sola persona que le queden bien los pómulos artificiales. Por no hablar de lo que yo llamo "boca de buzón", acentuado por injertos en los labios. ¡Horror! Todo el mundo que se hace esto se queda con la misma cara, ¡sin importar que sea hombre o mujer! Es algo que queda totalmente artificial. Si te vas a "retocar" con un bisturí desde luego que sea mínimo y hecho por alguien que sepa de verdad lo que hace.

Y con esto termino amigos, aunque a la triste noticia puedo aportarle un rayo de luz y de esperanza. Ved:


Mucho mejor aquí. Esta foto es también actual, de este mismo verano. Nada que ver con las de arriba. Sigo pensando que aparenta mucho más de 28 años (cualquiera diría que tiene 38), pero bueno. Y que no lo vendría mal rebajarse los dichosos pómulos (aquí el maquillaje y la luz los disimula, pero ahí seguirán, habrá que verla cuando se levante por la mañana).

Así pues, amigas, os daré un último consejo si me permitís: fijaos en Monica Bellucci. Con 40 y tantos estaba más guapa que nunca en su vida. Sin púmulos ni labios postizos. En cuanto a Megan, por favor espero que no siga el camino de Shakira.

Como a Katy Perry le dé por hacer lo mismo, me muero.
No hay comentarios :
Publicar un comentario