04 marzo, 2014

Selfies, la nueva gili moda viral

Selfie es el nuevo termino acuñado en las últimas semanas para referirse a la "nueva moda" viral: los autorretratos, algo tan nuevo  como el hilo negro que veremos junto a otras cosas que un hombre no debería hacer nunca como el planking, el milking, o el twerking.

Selfie, la nueva moda viral de hacerse autorretratos delante del espejo con el móvil

Los autorretratos siguen estando de moda, y más que nunca después del selfie coral que se hicieron varias estrellas de Hollywood en la entrega de los Oscars, probablemente orquestado por el Club Bildelberg, los Rockefeller y los annunakis para promocionar las nuevas cámaras frontales de los smartphones de última generación.

Selfie, la nueva moda viral de hacerse autorretratos delante del espejo con el móvil

Como decimos la cosa no es nueva. Desde que las pestes de las redes sociales azotan a nuestra sociedad, la postmodernidad, el carpe diem, la vanidad y otros complejos de la personalidad (o de la falta de esta) vienen manifestándose en el innoble arte del exhibicionismo fotográfico: airear tu vida privada y archivarla en forma de imágenes públicas parece que se ha convertido en el deporte mundial.

selfie zombie walking dead

Modas como el duckface (poner morritos en el espejo) fueron exportadas por los douchebags americanos, algo así como los tetes ciclaos de Mujeres y Hombres y Viceversa, que los españoles acogimos con la alegría de un niño que coge una estampita con droja en la puerta de un colegio. Facebook, Badoo, Instagram y otros demonios digitales que cohabitan junto a los de toda la vida (Behemoth, Marduk, Cthulhu y sus colegas) se llenaron de vergonzantes documentos gráficos que siguen inundando la red.

selfie douchebag

Los indios americanos, en su infinita sabiduría tribal no contaminada por occidente, ya sabían que ese aparato llamado cámara fotográfica no podía traer nada bueno, y llegaron a la conclusión de que te robaba el alma. Si lo decía un señor en la postura del loto, entornando los ojos, y que hablaba al revés como Yoda, tenía que ser cierto por cojones.

Pero este fenómenos de relanzamiento no es nuevo, como decimos: después de años de vídeos de negras palmeando sus gordos culos frente a una cámara tuvo que venir Miley Cyrus y rebautizarlo como twerking. No me jodas, Hanna. Primero, no se llama twerking, se llama booty clapping. Segundo, para hacerlo hay que tener el culo gordo, o por lo menos tener culo.

Luego vimos otras gilipolleces como el planking (hacerse una foto acostado sobre un sitio raro)  el milking (bañarse con un jarro de leche) y otras más chungas como el balconing(tirarse a una piscina desde un balcon ciego perdido), el tampodka (introducir en el chirri un tampón empapado en vodka) el eyeballing (enmorecerse "bebiendo" chupitos por los ojos") y el estramonio.

eyeballing desafío total

No se cual sera la próxima moda, pero no hace falta decir que todo individuo que se haga fotos en el espejo del cuarto de baño poniendo morritos para colgarlas en Facebook no es digno de llamarse a sí mismo hombre. Os imagináis a Humphrey Borgart haciéndose un selfie. Pues eso. Salud machirulos.
2 comentarios :
  1. jjaja me he reído con tu artículo, muy cachondas las fotos. Desde luego hay que ser un poco cretino para hacerte una foto de esas jjeje

    ResponderEliminar
  2. Lo de gala de los oscar tb me tocó bastante las narices

    ResponderEliminar